Descargar la Colección Digital completa

Juan Bautista Contardi en Magallanes

Juan Bautista Contardi y el dirigente aonekkenk Chumjaluwün

Trayectoria política y social de un destacado actor de la vida pública puntarenense.

El Fondo Contardi es una colección de documentos que registran la actividad política y asociativa de Juan Bautista Contardi (1865-1944) en Magallanes. Reunidos por sus hijas Hebe y Vera Contardi, y conservados en el Museo Regional, los papeles incluyen estatutos asociativos, correspondencia consular, de gobierno y de asociaciones, actas, citaciones, invitaciones, telegramas institucionales y personales, cartas personales manuscritas y mecanografiadas, memorias de clubes, recortes de prensa, discursos y un borrador de ensayo histórico, fechados entre 1882 y 1950.

Nacido en Génova, Italia, Juan Bautista Contardi llegó en 1885 a trabajar en los lavaderos de oro de cabo Vírgenes, en la región fuegopatagónica. En 1887 se instaló en Punta Arenas, donde se desempeñó como maestro de escuela, secretario de la notaría, gobernador marítimo, juez de policía, secretario de la Gobernación del territorio y alcalde. Participó en diversas sociedades comerciales, de beneficencia -como la Cruz Roja- y de voluntarios -como el Cuerpo de Bomberos de Magallanes-, y en clubes como el de Rotarios, además de oficiar como cónsul de Italia y Portugal.

En 1893 el genovés se involucró en el diseño y publicación del primer periódico impreso en Punta Arenas, El Magallanes, y en 1900 creó El Comercio, primer diario de la ciudad. A través de estos medios y de los cargos públicos que ejerció, promovió acciones orientadas hacia dos temas principales: la subdivisión de tierras y la colaboración entre la clase obrera y la patronal.

La actividad política de Contardi se desarrolló en el período conocido como «los años dorados de Magallanes», durante el cual los territorios de las naciones yagán, ona, kawésqar y aónikenk fueron invadidos por la expansión de la ganadería ovinovacuna. El período coincidió asimismo con un proceso de confinamiento femenino en ambientes domésticos urbanos, paralelo al afianzamiento de una intensa camaradería masculina que se propagó tanto en el gobierno como en las comunicaciones del territorio.

El Fondo Contardi es una puerta de entrada a aquella época, durante la cual Punta Arenas se insertó en una red colonial subantártica extendida desde el continente australiano hasta Fuegopatagonia. En la ciudad funcionaron frigoríficos, imprentas, esquiladoras eléctricas, rifles, cinematógrafos, cámaras fotográficas y el cable telegráfico, a la par con la formación de organizaciones políticas en pos de la autonomía de la zona, la subdivisión de tierras y el acercamiento entre obreros y patrones.


Descarga el artículo completo "La actividad propagandística de Juan Contardi en perspectiva homosocial", por Joaquín Bascopé.

Otros sitios

readspeaker